martes, 13 de marzo de 2007
Novios y novias del mundo:
Por favor no peleen por celular en los buses. Una campaña de La Próxima Cosecha

Maldita sea mi suerte, ¿por qué se tiene que acabar la pila del mp3 cuando me estoy montando al bus? Claro, y me toca aguantarme al man que va parado al lado mío en pleno agarrón teléfonico con su futura exnovia. Y si hay algo más ridículo que pelear con el novio en público, es hacerlo por celular. Bueno, en realidad nadie me obligó a parar oreja, pero es que con el volumen al que hablaba este sujeto yo creo que lo alcanzaban a oir hasta en el bus de atrás. Además, aquel que no haya percibido chisme en un bus, fila de banco o ascensor, que tire la primera piedra.

El tipo se las daba de muy digno, pero se notaba que la novia lo maneja con un dedito.
- No María Alejandra, es que usted no se ha dado cuenta que siempre es lo mismo, volvemos y al mes ya estamos peliando otra vez por lo mismo. Yo ya estoy aburrido de esta situación.
- …
- Pero es que entienda, yo ya le he dicho muchas veces que a mí no me gusta esa actitud suya, y usted siempre dice que va a cambiar y vuelve y hace lo mismo.
- …
- ¿Y ella que tiene que ver en esto? No, no, no, usted a mí no me va a manipular otra vez por lo mismo. Eso fue un error y yo le pedí perdón, si no me va a perdonar pues dígame y acabamos de una vez con esta maricada.
¡Ajá, cachos! Esto se puso bueno.
- …
- No.
-…
- ¡A que lindo! Ya me va a colgar otra vez. No sea infantil, madure, María Alejandra no me cuelgue que esto es muy serio.
El pobre no sabe que hacer para que no le tiren el teléfono.
- …
- No, pero no llores que a mí no me gusta verte así.
Ja, como si la estuviera viendo.
- …
- No mi amor, ven, no te pongas así, no digas eso.
Ya puso voz de idiota, digo, de enamorado.
- …
- Mira, perdóname si te hice sentir mal, no fue mi intención. ¿Me perdonas chi?
Típico: empieza a pelear y termina pidiendo perdón.
- …
- Si mi vida, ya voy para tu casa. Un beso, chao.

En este punto yo no podía disimular que me estaba orinando de la risa de ver a este desdichado. El bus iba lleno, como siempre, y yo creo que el 90% de los pasajeros habían escuchado su humillación (el otro 10% tiene i-pod, snif), pero este tipo que cuelga su celular, y a la única que voltea a mirar con cara de “maldita chismosa ¿Qué me ves?” es a mí. ¿Será que soy muy obvia? ¿o es que esto sólo me pasa a mí?

Y en otras noticias igual de irrelevantes: mis amigos son fenómenos: ayer vi a Jota amarrándose el zapato con una sola mano (la izquiera además) y hoy vi al Hippie poniéndose la camiseta sin quitarse el saco. Pero la más rara es esta servidora: escribe en un blog…

Etiquetas:

 
Y esto sólo le pasó a Maria() a las 5:05 p. m. |


7 Infelices comentarios:


  • At 13 de marzo de 2007, 19:13, Anonymous Anónimo

    Chale, osea que salio bien wey y le dieron vuelta por telefono.

    Siempre digo que cuando uno quiere colgar cuelga y ya.

     
  • At 13 de marzo de 2007, 20:00, Blogger Maria ()

    ¡Que padre! tengo un lector en México, bienvenido ()

     
  • At 13 de marzo de 2007, 22:09, Blogger Ka

    Me declaro un INFELIZ.

     
  • At 14 de marzo de 2007, 12:49, Blogger FreeWill

    Pobre novio explotado y abusado pero en últimas contento hasta que le lo manden al carajo....jejejeje

    Saludos
    Opinador Dañado!

     
  • At 16 de marzo de 2007, 13:48, Anonymous gerente

    después dicen que montar en bus es una mamera, pues hasta divertido si es :)

     
  • At 27 de abril de 2007, 0:49, Blogger Sebastián Dávila

    Que vivan las crónicas de buseta, yo si lo admito en este blog soy chismoso de las conversaciones ajenas. Gozo con las desgracias y las actitudes de terceros. Pero el man una güeva.

    Tengo que ver lo de la amarrada del zapato

     
  • At 9 de mayo de 2007, 17:29, Anonymous Patton

    Jota y Hippie son dignos de su generación: Expertos en cosas perfectamente inútiles y a la vez interesantes.

    Y tuvo que ser muy chistosa la escena, más graciosa si el público se hubiera metido: "no sea idiota, lo están manipulando"!!! Eso hubiera sido aún más gracioso.