lunes, 19 de marzo de 2007
Soy la hija que cualquier madre desea
Hace algunos días, de la nada me surgieron unas ganas increíbles de hacerme un piercing en la nariz, de esos pequeñitos que casi ni se notan. No es por rebeldía, ni mucho menos por seguir alguna tendencia pseudo cultural, léase: emos, darketos, punketos, góticos, neos (aporte del flaco) etc. etc. Es sólo que me gusta como se ven, y pues me entró el arrebato y punto, además yo sé que no lo tendría toda la vida, y el día que me aburra me lo quito y se acabó el cuento.

Bueno, el caso es que la idea me estuvo dando vueltas e la cabeza por algunos días hasta que me decidí a comentarla con algunas personas, y la cosa fue mas o menos así:

Con el novio eterno
Maria(): amor, quiero hacerme un piercing en la nariz.
Novio eterno: hágaselo, pero se olvida de mí.
Maria(): ay tu sí eres exagerado.

Con mis amigas de la U
Maria(): niñas me quiero hacer un piercing en la nariz.
Cata: estás loca, yo no te veo a vos con un piercing.
Pao: Vos no tenés personalidad pa’ eso.
Diana: Pues sí te verías rara, pero chévere yo te acompaño.

Con una amiga de mi prima que tiene el piercing
Maria(): oye, me quiero hacer el piercing en la nariz.
Valeria: Pero eso duele mucho, ¿ya tenés el sitio?, cuidado porque te pueden prender alguna enfermedad.

Bueno, el sondeo no resultó muy alentador, pero yo seguía empeñada en hacerme el piercing, por la noche hablando con mi mamá, le hice el comentario…

Maria(): mamá, me quiero hacer un pier…
Mamá: NI SE LE OCURRA.
Maria(): bueno señora.
Mamá: ¿y cómo va la universidad?
Cambio drástico del tema y el piercing nunca jamás se volverá a nombrar.

Es por eso que yo soy la hija que cualquier madre desea, ¿Exceso de obediencia? El caso es que por ahora me puedo ir olvidando del tema, tal vez algún día (la próxima, próxima, próxima cosecha) cuando no dependa económicamente de mis papás, pero lo más probable es que en ese momento ya no me llame la atención.


Y cambiando de tema.
Contrastes: desayunar Chocolisto con pan en el apartamento, almorzar sanduche de mozarella y pesto en Oma, y comer lomo de res gratinado con queso azul en el restaurante Tramonti.

Etiquetas:

 
Y esto sólo le pasó a Maria() a las 10:32 a. m. |


14 Infelices comentarios:


  • At 19 de marzo de 2007, 12:10, Blogger Angelus

    pues yo sigo con el asunto de un tatuaje bien grandote en el omóplato, pero todavía no me convenzo... me dan miedo las agujas. Yo te apoyo con el piercing, pero no en la nariz... qué tal en la ceja? esos se ven bacanos. y un tatuaje, no?

     
  • At 19 de marzo de 2007, 12:10, Blogger Angelus

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

     
  • At 19 de marzo de 2007, 12:20, Blogger alex_fsc

    Bueno, yo trabajo en un colegio, soy el coordinador de disciplina...se imaginan el carma con los piercing, yo realmente creo que es cuestion de cada uno, pero el manual de convivncia dice otra cosa...asi que ¡mamá es mamá!. je je, ánimo, en la ceja pequeños son mas bonitos

     
  • At 19 de marzo de 2007, 17:14, Blogger Pink Dead Kitty

    entonces no te perforaste? yo tengo 12 perfos y ya no me parece chevere, los tattoos si,... pero no por no perforarte eres la hija ideal, debes hacer mcuhas otras cosas cheveres que a tu mama le gustan, bueno igual... un abrazo

     
  • At 19 de marzo de 2007, 17:14, Blogger Ana Maria

    creo que lo que dices puede que resulte cierto. En el momento que no dependas de tus padres económicamente, probablemente ya no te llame la atención hacerlo. Si ese termina siendo el caso mejor dejarlo así y el tiempo dirá si es una de esas cosas que realmente quieres.

     
  • At 19 de marzo de 2007, 17:51, Blogger Juan Holms

    Hola.

    Desde ayer he leido este blog y me parece buenisimo, me he reido cantidades con las historias que has contado.

    En lo del piercing no te digo nada pues cada cual es libre, yo no soy amigo de ellos pues me parece que tienen riesgos que no se justifica correr, pero en fin es tu decisión (lo que llaman libre desarrollo de la personalidad).

    Creo que si eres la hija que cualquier madre desea, no por esa obediencia, sino porque se nota con lo que escribes, tienes una energia muy positiva.


    Un cordialisimo saludo.

     
  • At 20 de marzo de 2007, 9:55, Blogger Saudade

    Para mi el más bonito es el de la nariz que es como un puntico y se pone en un ladito.

    El más doloroso, el del ombligo, se te enredo en todo.

     
  • At 20 de marzo de 2007, 10:34, Blogger Pendiolo

    Pues yo ni he preguntado si me dejan hacer el de la ceja por que ya se la respuesta, cuando seas totalmente independiente te podes hacer ese piercing ahí, y todos los ademas. si es que todavía te interesa.
    Por ultimo mejor que ser la hija que toda mama desea es mejor ser la yerna que toda suegra quiere!. Mi mama aun adora a mi ex :s

     
  • At 20 de marzo de 2007, 12:02, Blogger Túrin

    Me gustan mas las viejas de tatuaje que de Piercing...

     
  • At 20 de marzo de 2007, 22:01, Blogger J

    Lo malo es que a veces pasa que cuando uno ya tiene la independencia económica no le interesan más los piercings o los tatuajes... casos se han visto, je.

     
  • At 20 de marzo de 2007, 22:32, Blogger Camilo Davila

    El piercing es una etapa que todo el mundo quema, se lo haga o no, mi caso es igual al tuyo, siempre quise tener uno en las cejas, todo el mundo me dijo no, hasta mi papá dijo que si me hacia uno se iba en falda a las reuniones de adres de familia, y pues frente a la humillacion publica de mi progenitor pues no aguanta.

    Chevere el blog, me he reido bastante, te agregare en mi lista de favoritos, claro, si no tienes ningun problema con eso.

    Saludos

     
  • At 29 de marzo de 2007, 20:14, Blogger Mrmldt

    Pues yo hacia mucho tenia ganas de un piercing en la nariz, hasta mi prima se mando a hacer uno pero ella es una locata, no tuve que esperar mi "independencia" ya que todavia vivo en el hotel mama y soy la niña de la casa (aun a mis 28) pero aproveche que mi papa me decepciono como padre y como hombre, y le anuncie a mi mama que me lo iba a hacer...dure como 15 dias buscando la persona que me lo hiciera, y sin pensarlo 2 veces, me lo hice, estoy feliz con mi pequeño cristalito, mi madre no me ha hecho caras y estoy esperando a que me cicatrice para cambiarmelo por uno que vi en una pagina de USA en diamante y que me sale casi a mitad de precio (como 30USD con envio ya que tengo un bono de 25USD...tambien me hice uno en la oreja en la parte que le dicen helix y a pesar del dolor del momento pienso hacerme mas...si te gusta, hazlo, la verdad no estoy arrepentida y hasta ahora a todos les ha parecido lindo.

     
  • At 27 de abril de 2007, 0:37, Blogger Sebastián Dávila

    Ya había leído este, no sé porque borras mis comentarios, yo también estoy en desacuerdo con ese colgandejo.

    Saludes Santa señora de los paréntesis

     
  • At 9 de mayo de 2007, 17:47, Anonymous Patton

    Pues es tu decisión, tu cuerpo y tu salud. Haz una lista de 20 razones por las que quieres hacerlo, y si luego de leértelas a tí misma estás convencida .. pues de una. Que se jodan los demás, es tu vida.