sábado, 24 de noviembre de 2007
Esto sólo le pasa a la Tata
Una de las más distinguidas lectoras de este chuzo es mi tía “la Tata”, único miembro de mi familia con plena autorización, dominio de internet y nivel de desocupe cantidad de tiempo libre necesarios para entrar a mi blog.

La Tata es la mamá de estos Angelitos y la esposa de un hombre al que considero mi modelo a seguir, mi mentor, pero bueno ésa es otra historia.

Lo que les quiero contar hoy es un célebre “esto sólo le pasa a ella”.


La Próxima Cosecha productions presenta:
Los cuentos del negro de la Tata

Llevaban poco tiempo de casados, y cada vez que la Tata decía algo terminado en –eta recibía la misma respuesta de su esposo…

-Jara (así le dice ella a él), ¿dónde está mi camiseta?
-Busque un burro pa’ que se lo meta.

-Jara, pasame una servilleta.
-Busque un burro pa’ que se lo meta.

La paciencia de mi tía se estaba acabando, hasta que un buen día él dio papaya diciendo algo referente a una camioneta. ¡Ja! en ese momento la Tata vio la oportunidad perfecta para vengarse, así que sin pensarlo le contestó:

-¡Busque un burro pa’ que se lo meta!
-Busqué uno, busqué dos.
Y todos estaban encima de vos.

Jajaja pobrecita mi Tata, la dejaron como al ternero. Pero esto no se podía quedar así, por lo menos ya conocía la respuesta para la próxima vez que la mandaran a buscar un burro, situación que seguramente no tardó en llegar…

-Jara, mirá que se estrelló una avioneta.
-Busqué un burro pa’ que se lo meta.

A lo que mi tía contestó con toda la emoción del caso (y contando con los dedos):

-Busqué uno, busqué dos, busqué tres…
¿Jara, cómo es?


Tata: si serás bugueña jeje, por eso te quiero.

Etiquetas: ,

 
Y esto sólo le pasó a Maria() a las 5:27 p. m. |


9 Infelices comentarios: