martes, 12 de febrero de 2013
Estas son mis manos
 
Mis manos que escriben, trabajan, tejen, bordan, cocinan pero no mucho y doblan papel para hacer grullas... mis manos que hasta hace algún tiempo fueron motivo de vergüenza y hoy son el lienzo para probar los esmaltes de uñas más “marcianos” (Mafe dixit).
 
 
Sólo hasta agosto del año pasado logré ponerle nombre a una enfermedad que me había atormentado durante casi 15 años: dermatofagia, suena tan feo como se siente. No es un mal muy común y hasta el momento no he conocido personalmente a nadie que lo padezca, podría decir que “esto sólo me pasa a mí” pero no sería gracioso.
 
No tengo claro el momento exacto en el que comencé a morderme y comerme la piel de los dedos, el recuerdo más antiguo que tengo son unas vacaciones en el 98, cuando después de una tarde en la piscina de unos familiares me miré las manos y me di cuenta de las horribles heridas que me había hecho con los dientes. Mi mamá también lo notaba e intentaba ayudarme a dejar lo que denominó “un vicio desagradable”, pero tanto ella como yo estábamos lejos de imaginarnos que se trataba de un trastorno obsesivo compulsivo y que no iba a desaparecer ni con regaños ni con la fuerza de voluntad de una niña de 10 años.
 
Desde ese entonces y a pesar de intentar diferentes métodos nunca dejé de morderme los dedos, las uñas jamás fueron de mi interés. La desagradable manía siempre ha estado presente en mi vida, en algunas temporadas con más intensidad que otras. Llegué a un punto en el cual mis índices eran una sola herida, desde la cutícula hasta la segunda falange. Disculpen Julius sensibles si este post me está saliendo demasiado gráfico, pero es algo que necesito sacar de mi sistema.
 
Las semanas de exámenes finales en la universidad eran las peores, alguna vez lo escribí acá sin profundizar mucho; en una de esas semanas se me ocurrió cubrirme los dedos con esparadrapos para evitar la tentación, me parecía a Charlie el de Lost y escribir era todo un reto, pero funcionó. Descubrí que si permitía que las heridas se sanaran hasta no tener cueritos levantados podía mantener los dedos lejos de la boca por algunos días, pero todo el esfuerzo se perdía en el siguiente examen.
 
Entonces apareció el origami y sin habérmelo propuesto encontré la solución a mi trastorno. Fue algo casi milagroso, ni siquiera me di cuenta del momento en el que abandoné la compulsión de morderme y la reemplacé por doblar figuritas de papel. Digo casi milagroso porque aunque el origami fue el comienzo hicieron falta muchos otros pasos para considerarme curada. Con la ayuda de Ana, mi amiga psicóloga, empecé a investigar sobre la dermatofagia, me animé a contarle mi historia y así entendí muchas cosas de mí misma que siempre habían estado ahí y nunca me había atrevido a indagar. Gracias a Anita aprendí que la imperfección es hermosa y la perfección es aburrida, aprendí a aceptar mis defectos y a corregir lo que no me gusta sin necesidad de presionarme al extremo.
 
 
Estas son mis manos, mis hermosas manos. Ahora la adicción a hacerme daño ha sido desplazada por la adicción a mantener las uñas arregladas, sonará muy superficial pero la verdad es que con ese cambio vino también un cambio en mi actitud y en mi autoestima, no sólo me siento linda, también me siento fuerte y capaz de vencer cualquier obstáculo. Me quedaron cicatrices que tal vez no desaparezcan y me servirán para recordar la lucha que libré durante tantos años. También soy consciente de que habrá recaídas, la primera semana en Bogotá fue terrible, sin embargo eso no significa que vaya volver al comportamiento destructivo de antes.
 
La dermatofagia no es algo que se supere de la noche a la mañana, aún hoy tengo el reflejo de llevarme la mano a la boca en situaciones estresantes, la diferencia es que ahora soy capaz de darme cuenta de lo que estoy haciendo y detenerme a tiempo.

Etiquetas:

 
Y esto sólo le pasó a Maria() a las 8:41 a. m. |


28 Infelices comentarios:


  • At 12 de febrero de 2013, 9:06, Blogger Maya

    Muy bien! Te felicito por el post (por aquello del abandono del blog) y por la fuerza de voluntad tan berraca que tienes! A mi me pasa algo mas o menos parecido cuando me salen barritos o cosas en la cara, es una vaina terrible porque no puedo dejar de molestarme la cara, al punto de que tengo que aplicarme alguna crema o algo para sentirla al momento de tocarme y que me de cosa. Mi esposo me está haciendo terapia de choque, pero es una manía que he tenido desde que recuerdo y hasta mi mamá me decía.

    En fin, el caso es que todos los obstáculos, por más altos que parezcan, podemos superarlos con ayuda, comprensión, amor y unas uñas super lindas!!!

    Excelente post para las #IngenierasFashionistas ♥

     
  • At 12 de febrero de 2013, 9:10, Blogger Mafe

    #IngenieraFashionista #2 PRESENTE!!!

    Que bonitas tus manos!
    Que suene o no superficial, cada uno decide por donde se agarra para superar sus bemoles. Y el tuyo sobrepaso cualquier expectativa, se te ven super lindas.

    Estamos de acuerdo en que las uñas bonitas hasta te hacen cambiar de actitud.

    Excelente, ahora te debo yo el mio.
    En ingles y español, ahi esta.

     
  • At 12 de febrero de 2013, 9:30, Anonymous Medea

    felicidades por la constante fuerza de voluntad para seguir luchando a diario contra la manía. Mi cuñada también padece de lo mismo, no pensé q fuera tan compulsivo. En mi caso, mi manía ha sido arrancarme el pelo de raíz (tricotilomania), y en exámenes dejaba una manta de pelo sobre todos los libros y cuadernos, y tenía parches de la cabeza casi calvos. Todavía tengo recaídas, pero afortunadamente no tan destructivas.

     
  • At 12 de febrero de 2013, 10:35, Anonymous Saudade

    Yo también sufrí periódicamente de ese mal, en mi caso también es causado por la ansiedad y el TOC y agravado por la resequedad de mi piel que hace que los cueritos se partan solos y pues uno no los quiere ver asi levantados entonces se los arranca, con las consecuencias que bien conocemos.

    Afortunadamente ya no sufro de ese mal desde hace mucho, la verdad no sé ni qué hice, simplemente desapareció. Pero sé lo dificil que es tener los dientes lejos de los cueritos.

    Te felicito por tus manos tan bonitas! mantenlas así !

     
  • At 12 de febrero de 2013, 18:22, Blogger Galo

    Pues a lo mejor a la otra persona ya la conociste. No sé si mi caso fuera dermatofagia pero yo también me mordía los dedos y me arrancaba los cueritos, aunque sin llegar a herirme en el proceso. No sé cómo, pero sin darme cuenta dejé de hacerlo y solo me quedó de herencia unos dedos cabezones que hacen que manejar un celular con pantalla táctil sea todo un desafío. Me alegra ver que ahora te sientas mejor y que con eso hayas controlado el problema.
    Un abrazo.

    PS: Cambiá el perfil que todavía dice que transmitís desde Cali.

     
  • At 12 de febrero de 2013, 22:16, Anonymous Anónimo

    Manos lindas, uñas hermosas, pero el plano debajo de las manos....tetrico !

     
  • At 15 de febrero de 2013, 9:56, Anonymous IQDeily

    Felicitaciones por el Blog! No lo conocía y está bien interesante...

    Debo decir que me incluye entre las personas sensibles, bastante gráfica tu redacción pero la amé. Quedé bastante impactada con tu historia, pero más con la autosuperación. Ahora sí que toma mucho más sentido el club de #IngenierasFashionistas! Presentes para ayudarte a cero recaídas... jejeje.

     
  • At 18 de febrero de 2013, 11:32, Blogger Juan Carlos Pachón Arttesano

    Vas a tener que pensar en la posibilidad de dictar talleres de origami especificamente diseñados para ayudar a otros/otras a mitigar ese desorden. Conozco muchos a los que les podría servir.

     
  • At 26 de febrero de 2013, 21:19, Anonymous Anónimo

    Que agradable sorpresa volver a leerla. Que rehabilitación tan valiente para superar tu psicodolencia, una de las tantas que padecemos los prójimos. Me alegro doblemente por su sanación y por seguir escribiéndonos con tan bellas manos!

     
  • At 26 de febrero de 2013, 21:31, Anonymous Anónimo

    Ojala retomara con mayor juicio el blog.

     
  • At 27 de febrero de 2013, 22:39, Blogger Isaja

    Felicitaciones, lo importante es siempre reconocer el problema y ser lo suficientemente valiente como para decidir afrontarlo y superarlo!

     
  • At 22 de marzo de 2013, 14:07, Blogger Susana

    me recuerda a mi Hermanita que a los tres años tuvo un accidente con un carro y despues de eso comenzo a comer las uñas de las manos y pies hasta sangrar y un dia mi mama le comenzo a pagar manicure y pedicure a sus "hoyucos" asi le decian a sus deditos... y le prometio darle un anillo si se dejaba crecer las uñas. Ahora es adulta y siempre mantiene sus uñas hermosas y le encantan los anillos.

     
  • At 20 de septiembre de 2013, 15:25, Anonymous Anónimo

    HOLA:

    FELICIDADES POR TU SUPERACION.

    SI PUEDERAS AYUDARME TE LO VOY A AGRADECER; SOLO QUE YO TENGO LA COSTUMBRE DE MORDERME LA PARTE INTERNA DE LA BOCA Y QUITAR CON LOS DIENTES LA CAPA DERMICA SUPERIOR DE MIS CACHETES Y LA PARTE QUE CUBRE MIS DIENTES.

    MI CORREO ELECTRONICO ES hectormar777@gmail.com.

    gracias de antemano.

     
  • At 23 de octubre de 2013, 18:53, Anonymous Anónimo

    Yo también lo sufro. :(

     
  • At 23 de octubre de 2013, 18:53, Anonymous Anónimo

    Yo también lo sufro. :(

     
  • At 10 de noviembre de 2013, 21:33, Blogger yesid

    pensé que era el único también, desde mis 5 años mas o menos lo hago y pues siento que ya me he pasado puesto que tengo una cicatriz gigante en mi pulgar pero aun así no he sido capaz de detenerme mas que por unos cuantos días, me alegra saber que es posible superarlo y espero algún día poder lograrlo yo también, saludos :)

     
  • At 12 de noviembre de 2013, 9:48, Blogger Maria José Girón Angusto

    Fabuloso ejemplo de superación, algunos seguimos luchando, pero curioso que como tú sintiera gran alivio al saber que esta condición tiene un nombre y es más común de lo que pensaba. ¿Recomiendas pues recurrir a ayuda psicológica? Gracias mil desde España

     
  • At 22 de diciembre de 2013, 20:51, Anonymous Macky

    Casi un año después de la publicación de la entrada me la encuentro y me da esperanza. Yo pasé de morderme las uñas a dejarlas bonitas y molestarme terriblemente la piel de los dedos...espero que el 2014 logre dejarlo, tu post me dio muchos ánimos

     
  • At 8 de julio de 2014, 20:28, Anonymous Anónimo

    Hola, graaaaaacias por lo que escribiste, tengo 27 años y al menos llevo 16 años de mi existencia comiéndome los padrastros,nunca jamás leí ni encontré información sobre esto... te juro que me puse a llorar por que me pasa lo mismo, salvo que aún no encuentro la forma de sanar esto.... no te conozco, pero cualquier información que tengas me servirá mi mail es claudues@gmail.com
    Saludos

     
  • At 23 de agosto de 2014, 11:58, OpenID ladelibroabierto

    Hola te invito a seguir mi blog http://ladelibroabierto.wordpress.com/2014/08/22/girl-power-donde-estas/

     
  • At 10 de septiembre de 2014, 15:02, Anonymous Anónimo

    La verdad me gustó mucho leer este escrito, yo también tengo esta misma manía desde muy pequeña y pensé que solo me pasaba a mi. Todavía no se como hacer para quitármela me gustaría que me dijeras como empezaste tu?

     
  • At 19 de octubre de 2014, 20:39, Anonymous Anónimo

    yo sufro lo mismo desde hace 16 años y recien este año supe que era una enfermedad con nombre y todo. ahora lo controlo mas que cuando era niña pero me molesta mucho porque te concentras tanto en hacerlo que perdes mucho tiempo. Gracias por compartir esto y dar una esperanza de que se puede superar aun despues de tantos años!

     
  • At 7 de abril de 2015, 11:34, Anonymous Anónimo

    Hola.
    Acabo de encontrar tu blog.
    Hoy ha sido la primera vez que he leído la palabra "dermatofagia", y cuando he visto la foto de cómo tenías la mano antes de superarlo... Se me ha encogido el corazón.
    Porque yo tengo las manos en peor estado que tú.
    Ahora que esto tiene nombre y que veo que realmente existe gente que lo ha superado, voy a poner mi empeño en encontrar un sustituto a hacerme daño en las manos.
    Yo también quiero publicar una foto de mis manos bonitas y decir "fue cosa del pasado, ahora de vez en cuando tengo el impulso pero no lo hago"
    Gracias de corazón.

     
  • At 10 de junio de 2015, 1:37, Anonymous Mariana

    Hola, casualmente también es mi primera vez que sé que existe esta enfermedad. Pensé que mi problema sólo era el morderse las uñas y ya. Tengo 37 años y padezco esta enfermedad desde que era niña, Tengo los dedos sangrando todo el tiempo, y por más que los veo feos, siempre pienso que arrancarle ese pedazo durito de piel harán que se vean mejor, y pues no es cierto. Es un círculo vicioso. Por algunos años logré controlarme, y sólo el dedo gordo lo tenía como válvula de escape, y pensé que algún día iba a lograr "recuperarlo", pero pudo más mis deseos de morder que el de solucionarlo. Hoy en día los traigo desechos, sangrando y con dolor. Al leer hoy información de la enfermedad caí en cuenta que a parte de los dedos me arranco las costras de alguna herida causada accidentalmente, me muerdo también las paredes internas de los labios, y lo que es peor.... también tengo un problema en las comisuras de los labios... cuando hace mucho frío se agrietan tanto que forman costras y me las arranco y me sangran....duelen obvio, pero no puedo evitarlo.
    Al leer este post supe que no soy la única, y me dio esperanzas para lograr un cambio.
    Gracias en verdad

     
  • At 24 de junio de 2015, 14:14, Blogger Romina Farina

    Al buscar info de la Dermatofagia me encontre con este blog y con muchas personas que les paso lo mismo, hace unos meses volvi a lastimarme los dedos y hasta el dia de hoy no puedo dejar de hacerlo,me lastimo me hago sangrar y no paro hasta que no me duela. es horrible por lo que paso. tambien estoy pasando por etapas de nerviosismo y stress por las cosas cotidianas de la vida. Todos los dias trato de ponerme crema humectante y sacar las pieles con el cortauñas y no tocarme para nada los dedos pero me olvido de eso y cuando me doy cuenta tengo toda una falange arruinada. Tambien me pasa de morderme la piel de los labios y el interior de la boca. Hasta mi novio se dio cuenta de lo que hago y me pregunto porque lo hago y no encuentro un motivo para contestarle porque lo hago.es un desastre necesito ayudaa!!!

     
  • At 22 de julio de 2015, 11:16, Anonymous Anónimo

    tratando esta doenca que me acompanha há mais de 25 anos. Primeiro dia, primeiro passo, conhecer meu inimigo.

     
  • At 11 de noviembre de 2015, 4:12, Anonymous Anónimo

    No puedo creer lo que leo. Quisiera abrazarlos a todos. No sabía cuál era el nombre de esto ni conocía más casos me acaban de dar la pauta para saber más y buscar la razón de fondo para intentar curarme. Llevo con esto más de 15 años y he pasado por crisis muy severas de dos o tres días sin parar... Pero no es tan fácil como que la gente que te quiere te diga "déjate de morder" no, eso no funciona. Pero me dieron la base para entender que pasa. Saludos

     
  • At 29 de julio de 2016, 7:16, Blogger Ana Pérez Ceballos

    Hola, no sólo te pasa a vos. Hasta hoy y gracias a tu post supe que tiene un nombre esta terrible compulsión. Hace un año y medio fuí diagnosticada con TOC y pensaba que era solamente obsesiva, ahora me doy cuenta que esta automutilación hace parte de mis compulsiones. En este momento mis manos están en crisis, todos los dedos comidos, algunos sangrando. Tengo mucho por delante, espero superarlo como vos. Gracias por el post!