viernes, 30 de marzo de 2007
El que se quedó se quedó…
Estimadísimos Julius: como ya lo saben y seguramente están aburridos de leer ¡me voy de paseo bugueño! Y no es que me vaya de retiro o algo así, ni más faltaba, me voy pa’ mi tierrita, a mirar como va la cosecha jaja.

Bueno, el caso es que con todo el pesar de mi alma les anuncio mi corta ausencia de la blogocosa durante la parranda semana santa.

Y antes de que llegue el primer gracioso a decir “es que en Buga no hay computadores” pues les voy explicando que sí hay, y banda ancha también, pero en mi casa no. Lo que pasa es que a mi hermanito, el prospecto de ingeniero de sistemas, un buen día le dio por decir que el computador le servía más en Cali que en Buga, y acto seguido se armó de sus herramientas de geek, desbarató el aparato en cuestión y desde ese trágico día no lo he vuelto a ver*. Pero bueno, Ternerito se “compadeció” de mí y me dejó un tiesto prehistórico que no merece llamarse computador, ya que compite en velocidad con los osos perezosos, las babosas y los caracoles. Con decirles que no tiene puerto USB, ni lector de CD, ah ¡pero eso sí! tiene ¿alguien recuerda esas cosas, como se llamaban… Disquetes? Y no me queda ni siquiera el inútil consuelo del Internet, ya que otro buen día, a un desalmado rayo le dio por caer en el techo de mi casa quemando el modem como por tercera vez, cosas que sólo pasan en mi hogar.

Sinceramente no sé cómo voy a hacer para sobrevivir una semana sin acceso a internet ahora que me he vuelto adicta a los blogs, trataré de escribir un par de veces si Juan me presta la Femputadora** pero no prometo nada.

En este momento estoy muy ansiosa, dentro de: 98 canciones, 1 hora de sueño y 8 de impaciencia, par trancones, la infortunada pero infaltable parada en Ibagué, y unas cuantas quejas y mareos por parte de mi compañera de viaje, estaré llegando a mi casita a eso de las 2 de la mañana.

Ole cuídenme el chuzo, no me lo vayan a dejar abandonado, me riegan las maticas, me espantan los trolls y le cambian la arena a Matilda, yo veré Julius.

Ya no lloren más, regreso pronto. Mientras tanto: se les invita a pasarse por la distinguida revista BLOGJUAN para presenciar en los próximos días mi debut y el del Lamellantas en el mundo bloguero-peridístico-poco-serio, ejem, todavía no puedo creer que haya clasificado pa' la BLOGJUAN. ¡Mamá estoy triunfando!

Bueno pues, como dijo el negro L.J.J.

* Al computador obviamente, a mi hermano lo veo de vez en cuando.
** Femputadora: nombre del portátil de mi Juan ¿se puede ser más geek en esta vida?

Etiquetas: , ,

 
Y esto sólo le pasó a Maria() a las 8:50 p. m. |


5 Infelices comentarios:


  • At 31 de marzo de 2007, 11:40, Blogger Juan Holms

    Buen Viaje.

    Te esperaremos.

    Nos traes manjar blanco.

     
  • At 31 de marzo de 2007, 14:30, Blogger CamiloDtodo

    Estaré pendiente de tu regreso, mientras tanto te cuido el chuzo cuando tenga tiempo.

    Saludos a la gente linda de Buga, y buen viaje.

     
  • At 31 de marzo de 2007, 14:55, Blogger Pendiolo

    Matilda Muerde entonces que otro la cuide, traiga cositas, manjar blanco, y muchos escapularios y dijecitos y esas cosas.

    Creo que no te vas a quedar con la tentación de mirar el blog, asi que esperare una muestra de vida entre semana.

    Y DESCANSE!!! QUE NO LO MERECEMOS!

     
  • At 31 de marzo de 2007, 21:32, Anonymous Sebaslander

    Que viva la semana de pasio, aunque mi abuelita me atormento mucho con la Basilica; bueno, como el dermatologo, al grano, lo que yo realmente queria es felicitarte, BLOGJUAN es un intento independiente, libre y muy bien logrado, mis felicitaciones, aunque te tengo envidia de la mala, opino que eres muy capaz de hacerlo, felicitaciones, y muchos exitos.

     
  • At 6 de abril de 2007, 10:33, Blogger ElMulder

    Te sorprendería la cantidad de gente que le pone nombre a su lap.