viernes, 30 de marzo de 2007
La(s) nostalgia(s)
A pocas horas del tan esperado viaje a mi hogar* estoy descubriendo un sentimiento que no se había hecho presente en las anteriores ocasiones, o por lo menos no con tanta fuerza, y no es que me preocupe pero siento que voy a extrañar estar en Bogotá.

Yo llegué a esta ciudad casi sin darme cuenta, fue un cambio tan repentino y tan fuerte que aun no me acostumbro completamente a vivir aquí. Las personas cercanas a mí me oyen quejarme constantemente del clima, del tráfico, de la porquería de aire que estamos respirando y de la falta que me hace mi pueblito, y la mayoría se imagina que odio Bogotá, pero eso no es cierto.

No, nada más alejado de mi realidad, en Bogotá he conocido gente, lugares y cosas con las que jamás hubiera tratado de haberme quedado en Buga; he madurado bastante aunque prácticamente a la fuerza; he aprendido que la vida lejos del hotel mama es demasiado difícil; he adquirido un compromiso enorme con mis papás y conmigo misma. Todo esto sumado a la oportunidad que se me presentó de estudiar en una de las mejores universidades del país.

Tengo que confesarlo: me encanta Bogotá, estoy feliz de vivir acá, y a pesar del amor que siento por mi ciudad natal, tengo muy claro que nunca volveré a vivir allá.

Me parece adecuado citar en este momento a Gabriel García Márquez:
“el sabio catalán remató la librería y regresó a la aldea mediterránea donde había nacido, derrotado por la nostalgia de una primavera tenaz […] En las noches de invierno, mientras hervía la sopa en la chimenea, añoraba el calor de su trastienda, el zumbido del sol en los almendros polvorientos, el pito del tren en el sopor de la siesta, lo mismo que añoraba en Macondo la sopa de invierno en la chimenea, los pregones del vendedor de café y las alondras fugaces de la primavera. Aturdido por dos nostalgias enfrentadas como dos espejos, perdió su maravilloso sentido de la irrealidad”
Así estoy yo, enfrentándome a dos nostalgias cómo el sabio catalán de Cien Años de Soledad, estando en Bogotá extraño muchas cosas, pero cuando viaje a Buga me harán falta otras tantas; quizás nunca termine de acostumbrarme a esta ciudad, o a cualquier otra diferente a la mía, pero sé que mis pasos me llevarán cada vez más lejos de ese lugar, regresándome de vez en cuando sólo para tomar aire para lo que esté por venir...

(Sonido de vidrio quebrándose)

Snif, bueno ya, suficiente nostalgia por hoy. Como no todo puede ser sentimental, les tengo esta perla (click pa' agrandarla porque no pude):
.

¡Por los clavos de Cristo, que horror!, ¿Cómo es posible que un profesor de los Andes escriba semejante burrada? Nótese también la hora en que fue enviado el correo, siendo la clase a las 10 a.m. Claro, yo con mi despiste de siempre llegué al salón y no había ni un infeliz, y si estaba enfermo desde “aller” ¿por qué no avisó antes?

*Juemadre, me dormí en los laureles y casi no consigo pasaje, esto sólo me pasa a mí.

Etiquetas: ,

 
Y esto sólo le pasó a Maria() a las 11:27 a. m. |


9 Infelices comentarios:


  • At 30 de marzo de 2007, 12:00, Blogger ::::WEBARGAS::::

    Madre, me trae algo de su tierrita (Unas achiritas, el trago típico de la región, alguna bugueña de buen ver).
    Creo que tu maestro sufrió un grave caso de ortografitis, porque se la extirparon duramente.
    Un abrazo.

     
  • At 30 de marzo de 2007, 12:04, Blogger Pendiolo

    Ay caramba! el primero esto esta fresquito y recién hecho, bueno lo de los pasajes le pasa a la mitad de los colombianos, pero en vos es como normal.
    Lo del profesor pues que enfermedad tan rara las que dan antes de semana santa! es una epidemia horrible! justamente antecito de la única semana de vacaciones metida en casi mitad de semestre.
    Y las nostalgias, pues si mi tierra prestada que es Medellin la quiero mucho y me daría muy duro irme de aquí. A Barrancabermeja no le tengo ningún pesar gracias a dios solo nací allá! eso es horrible!.

     
  • At 30 de marzo de 2007, 12:05, Blogger Pendiolo

    changos me demore mucho!! no fui el primero!

     
  • At 30 de marzo de 2007, 13:43, Blogger Saudade

    NO hay perdón de Dios, a mi un profesor me llega a hacer eso y le pierdo todo el respeto instant cast.

    Lo de la nostalgia es cierto, uno a veces tiene varias nostalgias enfrentadas y no sabe que hacer...

     
  • At 30 de marzo de 2007, 14:28, Blogger El Cuajinais

    jajaja... qué chimba ese profesor!!

    Oíste, está muy bacano tu blog. Leí casi todo lo que hay y recordé muchas cosas de cuando yo vivía en Bogotá (ciudad a la que también 'aprendí a querer')

    No te comenté nada en los posts viejos porque ya pa' qué...

    Que te vaya muy bien en tu pueblo. Un saludo :)

     
  • At 30 de marzo de 2007, 17:06, Blogger Angelus

    Bueno, pues eso de los pasajes o es muy colombiano o algo extraño pasa. Desde que llegué a esta (hijue)madre patria, no ubico ni fecha en el calendario ni hora en el reloj, llego tarde a todo y nunca sé qué día es. Cuál sería mi sorpresa cuando me dijeron la semana pasada que ya se acercaba semana santa y todos ya tenían tiquetes para su casa ¡Mierda! Y yo qué hago cuatro días por acá? Pues decidí irme a Andalucía con tan buena suerte que allá es la mejor celebración de Semana Santa (ojo, no la más rumbera, al contrario, la más ritual) por lo que todo, todo está copado como desde marzo. Bien, voy a Sevilla y Granada (después iré a Córdoba en otra ocasión), está como a cuatro horas de Madrid. Decidí buscar algún lugar donde quedarme cuando llegue. Si no consigo, me quedo todo el día allá y me devuelvo en el último tren. O duermo debajo de un puente. Después de todo, qué temor ni qué ocho cuartos, si entre las muchas cosas que no tiene un estudiante extranjero es hogar, así que mi hogar está donde esté mi morral. ¡Me voy! Mucha suerte por tu casa, Maria(),¡y tráenos manjar blanco!

     
  • At 30 de marzo de 2007, 19:34, Blogger Maria ()

    Webargas:
    ya le dije que achiras no, más bien una bolsita de chontaduros ¿sí te gustan?, trago típico será el aguardiente Blanco del Valle, pero eso por acá no pega, a los rolos no les gusta porque es muy fuerte, la bugueña sí me queda como de pa' arriba.

    Pendiolo:
    Sí, a mí también me hubiera gustado "enfermarme" para no ir mañana a la clase de la chaparrita, habría arrancado esta noche, snif.
    Y la pelea por el primer comment no es acá, es en el blog del flaco lamellantas jeje.

    Saudade:
    Tienes toda la razón, pero el respeto por este personaje se me perdió hace raaaato.

    Cuajinais:
    Bienvenido, que rico que te haya gustado mi blog.

    Angelus:
    Pues sí, los colombianos lo dejamos todo pa' última hora, mucha suerte en tu viaje de semana santa, ¡¡te vas a volar de la celda!!

     
  • At 26 de abril de 2007, 23:56, Blogger Sebastián Dávila

    A mi me gusta de tu tierrita es el manjar blanco (sin brevas) pa la prossima me traés

    saludes vé

     
  • At 9 de mayo de 2007, 18:15, Anonymous Patton

    a mi el aborrajao y el cholao. Lástima que sean muy perecederos.

    Y mucha bestia ese profesor. Yo de alumno desde ese momento le perdía TODO mi respeto.