miércoles, 26 de noviembre de 2008
Soy una mujer de pocas aspiraciones

Hoy me dio por desempolvar un ‘tosólomepasamí de la categoría “antiguos e incunables”. Fue durante mis primeros meses en Bogotá. En ese entonces vivía en un apartamento sobre la circunvalar con una prima que estudiaba su último año de medicina, por lo tanto nos cruzábamos más o menos cada tres días.

Mi madre siempre tan querida, tan de la casa, no hacía sino darme cantaleta en cuanto a la convivencia con mi prima. Que nunca deje la cocina sucia, que salude y póngale conversa cuando llegue, que ojo con el desorden, que el teléfono no da leche, y así hasta el infinito. Era tanta la intensidad de doña Patricia, que en un domingo de esos en los que, para variar, la primis andaba de turno, me mandó a aspirar el apartamento, que para que la futura doptora lo encontrara bien limpiecito cuando volviera.

Tengo que admitir que, hasta ese día, jamás en mi vida me había siquiera acercado a una aspiradora; y de hecho, creo que después del incidente de ÉSE día tampoco lo he vuelto a hacer. Así que me armé de valor (bueno, de ganas, porque como buen domingo, ese día la pereza era la ley) y saqué la aspiradora, estaba dispuesta a dejar la alfombra del apartamento como si llevara 3 días de comprada.

No había aspirado ni medio centímetro cuadrado de alfombra cuando me di cuenta que algo andaba mal, muy mal. Primero fue el sonido de los breakers disparándose, seguido de un fuerte olor a quemado y una nubecita de humo saliendo del aparato. Me paralicé por completo, sentía el corazón latiendo a toda y no sabía ni para dónde mirar.

Mi cerebro, tan brillante como siempre, sólo atinó a darme la orden de soltar ese artefacto del demonio, y correr por todo el cuarto gritando: ¡jueputa, un corto, jueputa, un corto, jueputaaaa!. Ya con la cabeza fría (seeh ¡claro!), tomé mis recién estrenados guantes de laboratorio y desconecté la aspiradora. Esta es la hora en la que no me explico el porqué de esa acción, al recordarla surgen varias preguntas:

-Si ya los tacos se habían saltado ¿todavía estaba en peligro de morir electrocutada?
-¿Los guantes de nitrilo realmente son aislantes eléctricos?
-¿O fue que tantos años de ver a Ash Ketchum lidiar con Pikachú usando guantes de hule dejaron huella en mi subconsciente?
-Esto de ser ama de casa como que no es pa’ mí ¿cierto?

Me quité los guantes y me dejé caer sobre la cama, preguntándome qué iba a hacer mientras saboreaba el dulce aroma del corto circuito. Recurrí a lo que en ese entonces era mi primer recurso: llamar al que en ese entonces era mi novio… pero el muy maldito andaba en fútbol. Cuando por fin me contestó no lograba entenderle nada, ni él a mí. Yo, que en ese punto ya no era sino lagrimocos*, lo llamaba una y otra vez, hasta que lo hice salir del estadio para poder hablar conmigo.

- Juan, ¡un corto, jueputa, un corto, jueputaaaa!
- Cálmate, cuéntame bien qué pasó.
-(historia resumida, sollozos, gritos de desesperación)
-¿Pero tú estás bien?
-Sí, pero no hay luz [esteee, digo, energía eléctrica] en todo el apartamento.
No recuerdo qué me contestó Juan en ese momento, lo que sí recuerdo es que me puse furiosa con él y lo mandé para la… para el estadio, ya que el Deportivo Cali era más importante que su novia cortocircuitosa.

Recurrí al segundo recurso: llamar a mis papás. Pero soy tan de malas que justo ese día se habían ido a almorzar a una finca por allá en un sector que Ola, Comcel y Movistar no han tenido la amabilidad de bendecir con su dulce cobertura. Así que después de pasar al correo de voz unas cuatrocientas veinte veces, desistí de la idea de aullarle a mi padre por ayuda.

¿Y ahora? Bueno, decidí hacer una revisión minuciosa de cuánto bombillo y electrodoméstico había en el apartamento. De la cual concluí que en algunos puntos (la sala, el comedor, mi baño) todavía había luz; pero que aparatos como el computador de mi prima, la lavadora, y la nevera me habían dejado para siempre. Por lo menos así lo veía yo.

Fue mi tía, con la que vivo ahora, quien me devolvió la cordura y la tranquilidad. Ella me llamó para cualquier bobada y me encontró en semejante estado de consternación. Me tranquilizó y me explicó que no era que yo hubiera acabado con el apartamento. “Eso son los breakers que se disparan para cortar la electricidad y evitar que pase precisamente eso”. Me dijo que revisara la caja esa de la cocina** y buscara un switch que estuviera en una posición distinta a los demás.

Y así fue, al poner el switchecito en su posición original todo volvió a la normalidad. Yo me limpié las lágrimas y descarté mis ideas de botármele a un camión en la circunvalar. Ahora sólo faltaba contarle a mi prima todo lo sucedido.

El resto de la tarde me la pasé pensando qué le iba a decir a mi prima cuando llegara. ¿Cómo le digo? ¡Sorpresa! Un cortocircuitirijillo ha llegado a nuestro hogar. Me va a matar, juemadre, me va a echar a la calle. No, pero ella tiene que entender que eso le puede pasar a cualquiera. ¿Y si me cobra la aspiradora? ¿Yo de dónde plata? No, tocará pagarle en la próxima cosecha...

Por la noche oí la puerta abrirse y el corazón se me subió por la laringe. No era mi prima, era su novio, quien apenas entró a la sala me preguntó:

- ¿Por qué huele como a quemado?
- Ay Martín, es que mira que esta mañana me puse dizque a aspirar y ese aparato, yo no sé, hizo como un corto y se dispararon los breakers y blablabla.
-Ah, es que esa aspiradora está dañada. Hace como un mes Isabel***estaba aspirando y eso empezó a echar humo.
.

*Gerente dixit.
** La cual hasta ese día sólo me había servido para pegar los stickers de los domicilios.
*** Isabel: la señora que iba una vez por semana a hacer el aseo.****
****Ole, ¿qué será de la vida de Isabel?

Etiquetas:

 
Y esto sólo le pasó a Maria() a las 1:10 a. m. |


21 Infelices comentarios:


  • At 26 de noviembre de 2008, 1:24, Blogger Jacko

    Moraleja de la historia:

    Jamas hagas el aseo de la casa.

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 1:38, Blogger medea

    jejejejje. Yo también he tenido mis momentos de brutez con la electricidad.

    Todavía recuerdo un día que vi que había un cable saliendo del tomacorriente por un ladito que no iba a ningún lado y estaba ahí todo pelado y peligroso. Entonces decidí hacer algo al respecto, fui por un cortafrío (para cortar el alambrito) y le pegué un cortecito.

    Hijuemialma que eso botó chispas, quemó el alicate completamente, dejó el toma saltado y negro. Porque yo de brillante no había apagado el breaker. Menos mal el mango d los alicates era de hule :/

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 1:47, Blogger Khristopher

    La próxima vez me llamas ;). Bueno aunque ya te respondiste las preguntas, te respondo , modo ñoño on: No estabas en peligro de morir electrocutada si la protección del circuito ramal del que hacía parte el toma del que estaba conectada la aspiradora se había disparado. Como bien te diste cuenta hay varios circuitos ramales en cada instalación esto con el fin de equilibrar fases, darle seguridad y versatilidad a la instalación, diversificar la carga, evitar accidentes, fallas graves, etc.

    El nitrilo pues tu debes saber cuales serán sus propiedad conductivas y dieléctricas, no me preguntes a mí, no sé que tan polar sea :P.

    Y bueno, como ama de casa seguramente eres buena ingeniera :D.


    La duda que me queda es que si Isabela iba una vez por semana a hacer aseo,por qué no supusiste que todo estaba limpio y hubieses evitado aspirar, jeje. Saludos.

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 1:50, Blogger Albornoz

    Apenas leí lo de la "intensidad de doña Patricia" me acordé de la grabacioncilla aquella del caso Telmex, recuerdas?
    Luego al leer que tu ex es hincha del Cali, entendí por qué no te paró bolas: Es un cretino!, mínimo hasta invirtió en esa pirámide que llaman estadio y que no han acabado de construir en la recta Palmira-Cali (sólo le falta el agua).
    Por último, (léase en tono argentinesco) ej que vos sos hecha para algo graaande, piba, no para hacer la casa, sos como para dirigir un laboratooorio, decí vos, de Control!

    Pd/ ¿Cuántas ágilas te habías tomado antes de la aspirada?

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 3:50, Blogger Schizoid

    Por un español bien hablado:

    breaker=disyuntor

    Switch=Interruptor

    :P

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 7:16, Anonymous Calila

    Los aparatos electricos tiene vida propia y cuando menos lo esperes se vuelven contra ti y trataran de atacarte... asi uno sumisa les vuelve la espalda y jamas nunca mas, los vuelve a tocar..
    :D

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 8:34, Anonymous gerente

    pensé que mi suegra era la unica que guardaba apratos quemados e inservibles en su empaque original sin avisarle a nadie que estos aparatos, que aunque quemados, son letales....

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 9:24, Blogger Andrés M.

    Jajaja plop :P Me hiciste acordar aquella vez que hice mi primiparada con la energía eléctrica, construyendo un cortador de icopor que a la postre dejó sin energía a todo el barrio (en resumidas cuentas el aparato tenía 3 puntos donde empalmaba los cables)... menos mal solo yo me di cuenta :P

    Menos mal que no te pasó nada, peor hubiera sido que esa vaina hubiese explotado o una cosa así :|

    Saludos!

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 9:25, Blogger Antonio José Escallón

    jajaja muy bueno, son de esas cosas que te atormentan de una manera impresionante y luego te ries porque no hay problema... jejeje

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 9:32, Blogger Mafe

    Sumercé comadrita, voy a hacer vaca entre tus lectores y te vamos a regalar una cámara de seguridad para que la pongas en tu casa, yo quiero ver la corredera por la sala!

    Lo del corto, por qué no me llamaste cariño? mi señor papá me enseñó eso desde chiquita. Tan de buenas yo, que en la casa en donde vivía antes, con 3 tipos (paisas pa mas descripción), la primera vez que pasó eso, estaban listos a llamar a los bomberos, ah bestias! menos mal tenían a super yo en la casa...

    Por si acaso, los guantes de laboratorio... olvídalo, se te derriten y te queman las manitos.

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 10:05, OpenID Patton

    Seguramente esto no sólo te pasa a vos, pero es posible que a nadie le pase con tanta "emotividad" :D

    Y aprendiste electricidad 1.0. Otra más: breaker=taco en rolo.

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 11:04, Blogger Wilfer

    Excelente historia, a cualquiera se le salta un taco, a mi me pasaba cuando era niño con la estufa electrica o con la ducha. Me imagino que cogiste la aspiradora terrorista a patadas, es que se saben juntar los males a veces.

    PD Ausencia de tildes por error de hardware (cacharro de portatil en mi oficina)

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 20:27, Blogger Sebastián Dávila

    Varias cosas sumercé:

    1. Lo que nos diferencia de los animales es que no le tenemos miedo a las aspiradoras. Jerry Seinfield

    2. No es por defender a tu ex, pero primero fue el Cali que vos. Además es su pasión, como te vas a emputar si el pagó por ir a sufrir??

    3. Por lo menos aprendiste electricidad doméstica para dummies.

    Abrazos

     
  • At 26 de noviembre de 2008, 23:12, Blogger fujazz

    Vea pues, alejate entonces de la aspiradora y del aseo hogareño, tu vida podría correr peligro

     
  • At 28 de noviembre de 2008, 9:35, Anonymous AlejandroAngel

    pues Isabel es feliz, vive hace 10 años en un pueblo perdido de Alemania, un día me la encontré y me dijo, "menos mal que no volví a esa casa, la señorita maaria siempre me desordenaba todo y tenía como instintos piromanos..."

    Y se fue corriendo...

    ;-)

    (tarde de viernes, mucho desocupe)

     
  • At 29 de noviembre de 2008, 17:38, Blogger Aleja

    Jajajaja que risa maria() me hiciste acordar cuando mi mamá me lo conto casi me orino de la risa jajajaajajajaja... Pasate por mi blog para que veas como me inspiras..
    te quiero primis!!

     
  • At 29 de noviembre de 2008, 23:20, Blogger Ka

    Cómo me Inspiras...jajajaja....Cómo me "aspiras".....jajajajajjajaja

     
  • At 1 de diciembre de 2008, 0:37, Blogger Q-k (K-q)

    solo una palabra (o expresion o lo que sea):

    PLOP!!!!!!!

     
  • At 1 de diciembre de 2008, 22:05, Anonymous Lucas

    Lo dicho.
    Eso solo le pasa a ud.

     
  • At 6 de diciembre de 2008, 23:42, Blogger Nervioso

    lulz me pasó igual ayer con la ducha eléctrica, solo que a mi me habían enseñado de (mas) chico que hacer en esos casos...eso si, me tocó pagar ducha nueva.

     
  • At 6 de marzo de 2013, 15:56, Blogger Jorge Ramiro

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.