viernes, 19 de diciembre de 2008
Resultados de la polla
.
Pues como lo había anunciado en el post antepasado, se le dio materile al cochinito. Muchas gracias a todos por sus apuestas, sobre todo a los optimistas, que me alcanzaron a hacer ilusionar con el contenido de la dichosa alcancía.
.
Con ustedes, los resultados:
.
.
Armada con un abrelatas llegué hasta sus entrañas, estaba hasta popocha la hijuemadre, ya me imaginaba yo entrando a un centro comercial y comprando todo lo que se me atravesara. A lo moza de traqueto: “todo lo que usté ve acá, todo eso es suyo mamita, ¡tas tas tas!”
.
Pero qué va, a la hora de contarlo resultó mayor el bulto que su poder adquisitivo :(
.
Aquí mis moneditas organizadas en montoncitos de $5000 y en filas de 10 montoncitos.
¿Psico-rígida quién?
.
En total había 171.020, ciento setenta y un mil veinte* infelices pesos. Bueno, ya no me quejo más, cualquier cosa es cariño y esa platica de que sirvió, sirvió. Y lo digo en pretérito porque ya me la gasté todita, no me quedó ni pa’ los dulces. Así que lo siento con el Julius que se hace llamar Hache (que con una apuesta de $175.000 fue el que más se acercó en la polla) pero la monedita de 500 se la entrego en la próxima cosecha. Y que gracias.
.
*La moneda de $20 sigo pensando que fue cosa o del destino o de mi amiga Cata, quien me dijo que alcancía que se respete debe tener una moneda de veinte.

Etiquetas:

 
Y esto sólo le pasó a Maria() a las 2:27 p. m. |


8 Infelices comentarios: