martes, 14 de julio de 2009
Las cabalgatas y yo, primera parte
Intento rescatar algunos recuerdos reprimidos de mi infancia para escribir este post. No es fácil saber en qué preciso momento comenzó mi miedo irracional por los caballos y más específicamente por ese evento en el que una vez al año la gente libera su traqueto interior y sale a mostrarse por todo el pueblo encaramado en un caballo, con objetivos que no van más allá de llenar las calles de mierda y el organismo de alcohol.

Pensándolo bien los caballos sí me gustan. Yo crecí en una finca, mi papá tenía una yegua llamada Marina que tuvo tres potritos, a medida que iban naciendo, mis hermanos y yo –de mayor a menor– les fuimos poniendo nombres TV-influenciados y así nos hicimos cada uno a un caballo. Primero nació Tornado (sí, como el caballo del Zorro), que fue para mi hermano mayor. Después vino Centella (sí, como el capitán Centella, el de la moto), propiedad de mi segundo hermano. Y por último nació mi potranca: Gaviota (me debatía entre ese nombre y “Esmeralda”, nonono ¡novelera desde chiquita!)

Recuerdo que esporádicamente salía a cabalgar por la finca con mis hermanos, pero un día cualquiera, mi yegua (creo que iba en Marina) se desbocó, arrancó a correr como loca y cuando por fin logré que se detuviera, me bajé diciendo que nunca más volvería a montarme en un caballo. Promesa que he cumplido desde ese día y que he reiterado con cada caída o patada que han recibido mis hermanos. Pero espero, por mi propio bien, que cabalgar sea como montar en bicicleta.

Las cabalgatas son otro cuento, esa cantidad absurda de jinetes por todas las calles siempre ha sido para mí sinónimo de desorden, problemas, caídas, borrachos etc. Desde que tengo memoria he visto salir a mis hermanos casi a mediodía montados en sus caballos y me he quedado con la angustia de no saber a qué hora van a volver, ni en qué estado. De una cabalgata de la feria Buga tengo el recuerdo del que considero uno de los peores días de mi vida… recuerdo reprimido, como decía al principio, pero creo que de ese día viene mi mayor trauma con esos eventos.

Mi hermano mayor, víctima de una borrachera épica, se separó del grupo con el que estaba y se perdió. Uno de mis tíos, víctima de una borrachera aun más épica, se armó tremenda película y logró convencer a los demás de que a mi hermano lo habían secuestrado en plena cabalgata. Oyendo esto, mis papás salieron a buscar a mi hermano y me dejaron cuidando la casa. En esas llegó mi tío, casi sin poder sostenerse, diciendo que había encontrado a los hijueputas que tenían a mi hermano y que iba por ellos. Lo siguiente que recuerdo es ver a mi tío tirado en el suelo, tratando de armar la escopeta de mi papá, que afortunadamente sólo la sabe armar el dueño, y diciendo que iba a matar a esos hijueputas. Créanme, esa imagen puede ser muy traumatizante cuando tienes 8 años. La cosa se puso mejor cuando unos tipos que conocían a mi papá encontraron el caballo de mi hermano y fueron hasta la finca a dejárselo. Mí tío identificó a los presuntos secuestradores y con otras personas que habían llegado (no recuerdo quiénes eran) les dieron la muenda de sus vidas a los pobres que sólo iban a entregar el caballo. Al final mi hermano apareció, otro tío logró detener la pelea con los “secuestradores” y todo volvió a la normalidad.

* Tuve que pedirle a mi mamá que me ayudara a recordar esta historia y descubrí que su trauma es mayor que el mío, ella es la que tiene que ir a buscar a sus hijos al final de cada cabalgata.

Salvo por la cabalgata de hace 3 o 4 años de la que mi hermano mayor volvió cargado, no por borracho sino porque acababa de caerse del caballo y golpearse la espalda con un andén; los siguientes años las cabalgatas fueron menos memorables que la del secuestro, pero siempre estaba la angustia por el regreso de mis hermanos, y fue así como le cogí fastidio a esa fecha.

Sin embargo todos tenemos derecho a cambiar de opinión, a ensayar lo que algún día dijimos que ni locos llegaríamos a hacer y porqué no, a enfrentar los traumas de la infancia. Es por eso que hace tres semanas, cuando mi hermano comenzó a hablar de los preparativos para la cabalgata de este año, le dije que tenía ganas de participar. Fue un comentario al aire, la verdad lo hice más que todo por ver la reacción de mi mamá, que obviamente no fue la mejor. Cuando me di cuenta ya mi papá me había conseguido el caballo, la herrada y la montura.

Mi hermano me acaba de llamar para decirme que el caballo ya está en la finca, que mañana tenemos que salir a montar para que se acostumbre a mí. La cabalgata es este jueves y yo estoy aquí recordando porqué odio las cabalgatas y diciéndome “¿en qué me he metido?”

En últimas lo peor que me puede pasar es obtener una buena historia para contar acá... ¿verdad? ¿verdad? ¿VERDAAAD?

Tengo meyo :S

Etiquetas: , ,

 
Y esto sólo le pasó a Maria() a las 7:15 p. m. |


21 Infelices comentarios:


  • At 14 de julio de 2009, 19:22, Anonymous Patton

    MI opinión de las cabalgatas no ha cambiado . Veo que comentaste y me dijiste "don patton" y me dejaste "saluditos" :P. Las cabalgatas de feria son eventos tan anacrónicos y fuera de su tiempo como las corridas de toros, pero al fin y al cabo somos una sociedad que vive fuera de su tiempo.

    bueno, el cuento de "la historia es para aprender de los errores del pasado y no repetirlos" no lo vienen diciendo desde que tengo memoria por pura casualidad. Ya han pasado los suficientes años como para que -al menos en tu familia, espero- hayan aprendido a "beber con moderación" y no vuelvan a caer en el enorme error de embrutecerse a punta de trago, hacer mil estupideces y darle nuevas angustias a las mujeres de la familia.

    Y bueno, para eso estás tu allá. Pepe grillo. Ou seh, y qué Pepe grillo! :P

    mucho juicio! :*

     
  • At 14 de julio de 2009, 19:29, Anonymous Patton

    Qué raro, no aceptó el código "href". El link al que hacía mención en "no ha cambiado" era http://patton.blogdeldia.com/item/331

    Solo para el registro ;)

     
  • At 14 de julio de 2009, 20:02, Blogger JCA

    Pues esperemos a ver como termina la historia.... Yo tampoco me mato por estar en un caballo porque es un anima y tiene reacciones dificiles de predecir, pero el hecho de estar en una cabalgata en un lugar natural muy relajado me llama la atencion. Una cabalgata en ciudad, como las tragicas de Cali, para nada.

     
  • At 14 de julio de 2009, 21:15, Blogger Anapoima1984

    Yo también le tengo miedo a montar a caballo, lo peor de todo eso es que tanto a mi papá como a mi hermano les gusta...

    He de aclarar que mi señor padre es jinete profesional de Paso Fino Colombiano.

    Y tuve también una amarga experiencia en enero del año pasado en Ibagué montando una bestia.

     
  • At 15 de julio de 2009, 0:23, Anonymous Anónimo

    JAJAJAJAJA

    Me has contado esto un par de veces y la verdad no logro imaginarte a vos motada en un caballo y menos en la cabalgata, cuando pases por mi lado si es que te veo va a ser el momento de creerte

    JAJAJAJAJAJAAJA

    No mentiras mucha suerte

     
  • At 15 de julio de 2009, 5:08, Blogger Julian Virguez

    Yo no le tengo miedo a montar a caballo, le tengo miedo a que me patee o me muerda, hehehe. Tal vez porque nunca lo he hecho en serio, no se ni lo que digo.
    Animo que te vas a divertir. O nos divertiras con tus historias

     
  • At 15 de julio de 2009, 14:54, Blogger IanmNick

    Julius ianmnickaeee tene meyo =D

    ¡quien no! después de todo lo que contaste. Entonces segun tu dijiste pues yo no espero que nos traigas una buena historia... quien quita que sea tan buena que no quedes para contarla

    (olvida eso que dije, es más tu nunca leiste ese comentario tan sugestivo)

    Del pueblito, Mi hermosa familia, Pongámonos serios

     
  • At 16 de julio de 2009, 18:04, Anonymous Anónimo

    ¿Cómo te fue? :D:D

     
  • At 16 de julio de 2009, 20:02, Blogger Pendiolo

    ... Que pecao, creo que la historia va a ser como trajeron cargada a maria(caballos) porque estaba caida de la perr@.

     
  • At 17 de julio de 2009, 18:39, Blogger treto

    Ay endemoniadas cabalgatas de la feria de Buga...si sus calles pudieran hablar

     
  • At 18 de julio de 2009, 12:12, Blogger Alexillopillo

    En que te metiste??? Comparto tu desprecio por las cabalgatas, pero a mi si creo que no me agarrarian ni muerto en una de ellas. Pero bueno, eso es como salir a bailar, ya estando uno ahi pues tomese un par de guaros y hágale!

     
  • At 18 de julio de 2009, 21:38, Blogger Felipe Chavez G.

    Por acá está mi visión sobre la cabalgata del torneo del joropo de villavicencio: http://oscarfelipechavez.blogspot.com/2009/07/cabalgata-en-el-torneo-internacional.html

    simplemente me parec eun espectáculo triste

    saludos

     
  • At 23 de julio de 2009, 12:10, Anonymous Anónimo

    Jueputas, se 'escalabró la niña o qué? :S

     
  • At 23 de julio de 2009, 14:38, Blogger Ana

    Ay... vamos a ver cómo nos irá por acá en el Silicon Valley de Aburrá con la cabalgata de la feria de las flores. Phuaggggggggggg.

     
  • At 25 de julio de 2009, 22:23, Anonymous Lucas

    Menos mal que tu blog es sobre cosas que solo te pasan a ti... o de lo contrario no tendrías donde contar tus caballoaventuras.

     
  • At 27 de julio de 2009, 14:08, Blogger Monse

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

     
  • At 27 de julio de 2009, 14:13, Blogger Monse

    Me he reído con tus historias, pero esta es campeona! Puedo imaginarme perfectamente cada uno de los hechos y sus personajes... y puedo verte además, montada en el caballo haciéndole saber a todos, que el apellido no se improvisa.

    Seguro te fue super en la cabalgata.

    Sigue escribiendo. :)

     
  • At 30 de julio de 2009, 16:26, Blogger Ka

    A mi esa historia no me da risa. Ya a estas alturas del partido espero que TODO haya sido diferente este año.

     
  • At 2 de agosto de 2009, 21:17, Blogger Mafe

    A mi SI me gustan los caballos y SI me gusta montar a caballo... la vaina es que NUNCA en mi vida he participado en una cabalgata y no tengo NI IDEA que pasa en esos "eventos".

    Y como ya hablamos, ya se que tumerce estas vivita, aunque no se si con una patica partida, un hombro chueco o la lengua tartamuda.

    Alo????

     
  • At 6 de agosto de 2009, 22:06, Blogger El Blog de Luchito

    Ahhh los caballos son tan lindos, tan nobles, tan finos...montarlos, es otro cuento !

     
  • At 17 de septiembre de 2009, 13:49, Blogger Tatiana Melisa

    Personalmente me gustan las cabalgatas, pues hay exposición de caballos muy bonitos y finos... lo que no me gusta son los borrachos y las peleas que se generan cuando el licor aparece.